Regresar

Invertir en tecnología: el paso hacia una logística exitosa.

Soporte
Soporte
En el mundo actual, la logística avanza al ritmo de la tecnología. Ya no se trata solo de trabajo físico pesado ni de pilas de papel y llamadas telefónicas. La innovación se impone: robots en almacenes, androides eficientes y la automatización de tareas, todo con un objetivo claro: optimizar operaciones, reducir costos y mejorar la experiencia del cliente.

 En la actualidad, donde el mundo está conectado en tiempo real, sin importar las distancias y los horarios y donde cada día hay un invento nuevo para facilitarnos la vida cotidiana, la logística no se ha quedado atrás. Hace ya varios años que la logística dejó de ser un sinónimo de trabajo físico pesado.

También se ha superado la época de las pilas de papel y archivos acumulando espacio (y polvo) y por supuesto que se dejaron en el pasado las llamadas telefónicas enlazadas y faxes que no duraron mucho tiempo. En la actualidad, donde el mundo está conectado en tiempo real, sin importar las distancias y los horarios y donde cada día hay un invento nuevo para facilitarnos la vida cotidiana, la logística no se ha quedado atrás.

Recordar que el mundo logístico, además de complejo e incansable, también es responsable de mover literalmente todo el planeta y lo necesario para existir. Esa responsabilidad merece las últimas innovaciones tecnológicas para responder a la voraz demanda que la actualidad representa. Aquí te dejamos algunos ejemplos de cómo la tecnología avanza a pasos agigantados y su aplicación actual.

1. ¿Un robot en el almacén?

Parece una película futurista, pero no lo es. Agility Robotics ha fabricado un androide capaz de facilitar una de las tareas más fundamentales de los almacenes; capaz de cargar hasta 16 kg y adaptarse sin problemas a las condiciones y adecuaciones humanas en los almacenes, este androide de 1.70cm de alto y casi 64 kg de peso, promete ser el factor detonante entre la optimización y el rezago tecnológico en un futuro próximo.

Actualmente, aún es un programa piloto, pero una vez que se afinen detalles, la optimización de operaciones verá una mejora importante en costos, velocidad y efectividad en la gestión de operaciones en almacenes directamente, en tiendas o con los consumidores.

Un plus que Agility Robotics ha detectado en los programa piloto desarrollados para las empresas, es que el personal dice sentirse más motivado de trabajar junto a tecnología de este tipo.

2. La lA programable.

Si los androides aún son muy «humanos» para algunos, existen opciones igualmente innovadoras y eficientes. Actualmente, hay robots que se encargan de seguir rutas previamente establecidas, capaces de identificar la mercancía que están moviendo y llevarlas hasta donde deben estar, sin necesidad de dar más explicaciones que una programación. Esta tecnología, a diferencia de los robots humanoides, ya han probado su buen funcionamiento y son adquiridos por las empresas que buscan optimizar sus procesos.

Estos son algunos ejemplos actuales de la aplicación de la tecnología que además han demostrado un aumento de la productividad de los empleados, agilizan las tareas cotidianas de un almacén y pueden incluso hacer la diferencia en la efectividad de las entregas de mercancía bajando el porcentaje de errores. Sin duda estamos frente a una nueva era que generará un cambio significativo en la forma en la que hasta ahora ha funcionado la cadena de suministro.